martes, 17 de mayo de 2016

Respiraba paz…



Respiraba paz…
Escribía lo que no decía
Amaba sin miedo
Hasta que empecé a tener pesadillas
Ahora soy un mísero cobarde
Cobijado en la única luz encendida
Esperando hasta tarde que llame.

No quiero meterme en la cama
Si no me arropan tus piernas
Si no me desnudas como solías
Hoy el cigarro me dura más
Que una conversación contigo
Basada en saludar
Y continuar con mi camino
Paralelo al tuyo…
Ya nunca más nos cruzaremos.

Cuéntale a ese capullo
Cómo gemías conmigo
Cuéntale todo y no lo maquilles
Sobrepasábamos los decibelios permitidos
Vivíamos limitados a no tener límites.

Guardo silencio
Sumergido y perdido
En mis recuerdos
En las canciones que te he escrito.


Autor: Luis Zirho

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada