miércoles, 11 de mayo de 2016

Contigo

Cómo explicar
que cada vez
que huelo tu perfume
me doy la vuelta,
que sueño
con rozar tu pelo
con besarte otra vez.

Cómo explicar
que me bastó una visita al cielo
al ritmo de tus caderas
para saber,
que únicamente quería volver,
si era contigo.

Cómo explicar
que quiero follarte
hasta el alma,
que de vez en cuando
me hago el ciego
para leer tu cuerpo
en braille
sin
parar.

Cómo explicar
que puedo pasar toda la vida escribiendo(te) este poema.

Cómo explicar
que deseo
que olvides la palabra 'miedo'
y te tatúes la palabra
'disfrutar' junto la palabra 'conmigo'.

Cómo explicar
que muero un poquito
cada día por las ganas de verte.

Cómo explicar
que no entiendo
como otros hombres
han trepado
tus cordilleras
y no han querido vivir allí.

Cómo explicar
que quiero exigir
una orden de acercamiento
que nos prohíba estar a más
de dos centímetros de distancia.

Cómo explicar
que quiero ver tus braguitas
en mi cama,
que quiero girarme
en mitad de la noche
y que tú,
estés
ahí.

Cómo explicar
que no sé cuándo te quiero más,
si cuando follas
o cuando duermes en mi pecho, buscando un lugar donde vivir.

Cómo explicar
que quiero comerme el mundo.
Contigo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada