jueves, 30 de abril de 2015

Breve Antología de Poesía Erótica Escrita por Mujeres, Punto G


Ernesto R. del Valle,  escritor, poeta, creador del Decineto, miembro y corresponsal en Cuba y Miami de ASOLAPO y miembro de Honor de ASOLAPO-España, convocó hace unos meses a poetisas de todo el mundo con el fin de editar un poemario que fuera una breve muestra de poesía erótica femenina.
Tras más de dos meses recepcionando trabajos, consultando con sus autoras, seleccionando fotos, editando, etc, la Breve Antología de Poesía Erótica Escrita por Mujeres, Punto G vio la luz. 76 poemas de mujeres que hablan de sensualidad, erotismo y deseo con el cuerpo desnudo y el sexo en la mano.

Como ha insistido Ernesto R. del Valle, no pretende ser una antología excluyente, sino una breve muestra de la poesía erótica contemporánea escrita por mujeres. Poetisas de Argentina, Bolivia, Colombia, Chile, España, México, Puerto Rico o Uruguay, por poner algunos ejemplos, han cedido sus escritos. Algunos países no aparecen representados porque, a pesar de la difusión, R. del Valle no recibió trabajos de poetisas nacionalizadas en éstos, no por un deseo consciente de excluirlas como se le acusó injustamente.
Todo el que conozca su trayectoria sabe que es un activo defensor y promotor de la cultura: Fundador y Director Tertulia Literario-cultural Tardes de Yarabey, Fundador del Concurso Literario  Jugando a Juegos Prohibidos, Fundador de la Revista Cartabon Con Filo y creador de la Revista Guatiní en la que publica a autores noveles desde hace más de siete años. En este enlace se puede disfrutar de Punto G de modo totalmente gratuito.

©Portada: Fotografía de Gladys Taboro
©Notas a la Antología Ernesto R. del Valle

miércoles, 29 de abril de 2015

Cuadras, despensas, almacenes


Llévame atrás y enséñame
lo que quieres hacerme, ahora.
Sobre la lavadora del cuarto de limpieza,
encima de la tabla de cortar
del carnicero, en la trastienda
de la boutique de lujo, entre los cascos
de los potros que en la cuadra
jadean intranquilos por el paso
febril del lobo en las afueras.
Los sitios que hay detrás de los despachos,
detrás de los salones, detrás de las alcobas,
las grietas que separan la escalera,
del almacén, de los garajes, de la calle.
En todo espacio anexo
que suda y guarda material
me desenvuelvo. Allí te llevaré
para doler con vendas, con espuelas,
con mi aliento.
              Allí sabrás si pones
la mano sobre el fuego, los pies sobre las ascuas,
si me aguantas de pie, follando, cuando grites.


Cristina Morano, poema del libro “La maestra”, 2014, inédito.

martes, 28 de abril de 2015

Tu cuerpo me acecha

Tu cuerpo me acecha
preparando celadas en la noche.

Tu aliento jadea por mi espalda
sin escuchar las palabras
que huyen de prisa
cuando las nombro.

Tu boca coquetea
sobre mis hombros
con artificios
que se pierden en las sombras.

Te ofrezco mi cáliz abierto,
tú serás mi nave
y yo
seré el faro
que ilumina nuestra geografía.

Rocío Cardoso

lunes, 27 de abril de 2015

Contemplación erótica

Silencio en la noche…
Y rompiéndolo
a gritos mudos,
el erótico lenguaje
de las miradas.
Animales salvajes
galopando en el corazón…
Pasos cautelosos de deseo…
Y la respiración estrellándose
contra las reglas del rito…
Te detienes en el huracán
de tus besos…
Me giras en el caracol
de tus brazos
y allí, me observas
junto a la noche…
Me observas…
La noche…
La respiración entre cortada
y me observas….
Los dedos marcando hondo
los caminos prohibidos.
Y yo, sedienta de tu juego
perversamente exquisito
dejo caer uno a uno,
los breteles  de mi vestido rojo
mientras sus mariposas
me acarician la piel.
Te deslizas en el tobogán
de mis piernas,
donde te hundes
en mis arenas saladas.
Allí, compartiendo nuestros
abismos sublimes
y nuestros cielos terrenales.
Allí, siendo la esclava de tus deseos
y la victimaria por mis caprichos.
Entonces danzamos al ritmo
de la maroma del corazón,
mojándonos
con la lluvia
sagrada.
Elipsis en la coraza del alma
y el universo de mis entrañas
haciendo el big bang
del amor.
Allí, me observas…
La noche…
La respiración pausada.
Susurros en la calma,
y me observas….
---MANATOWA---

viernes, 24 de abril de 2015

Vaivén infinito

Más allá de todas las lunas,                            
hoy ya sé que
voy a entregarte un millar de mañanas.

VAIVÉN INFINITO

Ciernes cómo fragua tu peso en mi cuerpo.
Eres empuje, puro afán
caricia en mi vientre
y vaivén infinito.
Fábula volcánica…que ya no pudo esperar más.


Teresa Torres

@TeresaT0rres

jueves, 23 de abril de 2015

jp rodríguez murillo: un niño en un triciclo


Inauguramos sección entrevistando a jp rodríguez murillo, escritor y fundador de ediciones entricíclopes.




1º¿Cuándo y por qué nació ediciones entricíclopes?

Creo recordar, no, estoy seguro de que era lunes. Un lunes de octubre y aún no hacía mucho frío. Llovía, sí. Una lluvia fina y tímida, que te moja como sin querer mojarte. Ella cae sin intención alguna y tú, tú estás ahí abajo, como las hojas en las aceras. Aunque tal vez no lloviese y todo sean imaginaciones mías, me da igual, me encanta la lluvia y como yo escribo esta historia quiero recordar que llovía. Sí, llovía. Y no era muy tarde, pero ya había anochecido. Podría hablar de la luna, pero no, yo no suelo fijarme en la luna a no ser que una amiga me diga algo así: Oye, ¿te has fijado en la luna? Aquella noche, yo no me fijé en la luna –nadie es perfecto como decían en aquella película en blanco y negro–. Entré, como cada lunes, en el Centro de Poesía José Hierro para sentarme un rato con mis compañeros Divagantes. Después en el pasillo, hablé con un amigo, un amigo como yo, que escribe. Escribe porque lo necesita, sin absurdas pretensiones de gloria. Y que quiere como todos, aunque escribamos por necesidad, ver sus textos en un formato diferente a un folio impreso, a una libreta garabateada. Un libro, nada más simple, nada más complejo que un libro.
Me van a publicar un libro de relatos, me dijo. Y claro, yo le pregunté por los detalles. Sin saber que esa pregunta cambiaría mi vida y me llevaría directamente a lugar donde estoy ahora. La maldita cláusula quinta de su contrato de edición, lo decía claramente: "El EDITOR abonará al AUTOR el ocho (8%) POR CIENTO del precio de venta al público sin IVA de todos los ejemplares vendidos en cualquier modalidad de edición en todo el mundo".
Veamos, le dije, lo mismo es que yo no lo he entendido bien, tú como escritor tienes una idea, la maduras, haces esquemas, guiones, escribes un primer borrador, lo corriges, lo reescribes, vuelves a corregirlo, tras cada corrección una reescritura, una vez más y otra y otra hasta que consigues un texto con el que estás satisfecho, ni mucho menos el definitivo, pues después vendrán más correcciones y reescrituras. ¿Y por todas esas horas de trabajo, todas esas noches de insomnio vas a recibir un ridículo 8% de cada libro vendido? Sí, me respondió, lo has entendido bien. ¿Y el 92% restante, qué pasa? No tardamos mucho en descubrir que ese porcentaje se lo repartían entre unos pocos a los que nada o casi nada les importaba aquel libro o lo que hubiera escrito en sus páginas.
¿Cambiar esto es posible?, no tengo ni idea, pero con esa intención, aquella tarde de octubre, aquel lluvioso lunes, nació ediciones entricíclopes, editorial independiente que intenta establecer con los escritores, por respeto a su trabajo, una relación de justicia y de equilibrio. Creo que las posibilidades de perder esta partida son muy elevadas, que estoy rodeado de gigantes que no quieren ver y que yo me muevo inerme y sin demasiada estabilidad, como un niño en un triciclo.



2ºAl escucharte pienso en la canción La Belleza de Aute. Te enfrentas a gigantes que son «como reptiles, al acecho de la presa,negociando en cada mesa, maquillajes de ocasión; siguen todos los raíles, que conduzcan a la cumbre, locos por que nos deslumbre su parásita ambición. Antes iban de profetas y ahora el éxito es su meta; mercaderes, traficantes, más que náusea dan tristeza, no rozaron ni un instante la belleza...» ¿En qué te diferencias como editor de ellos?

Bueno, si te soy sincero apenas tengo contacto con otros editores, no sé qué pensaban al crear su editorial o qué piensan ahora. Si dejamos hipocresías, frivolidades y literatura al margen, debo decir que el dinero importa. Que una editorial es un negocio y que uno de sus objetivos primordiales es  ganar dinero. Debemos pagar impuestos (excesivos), facturas, otros proyectos editoriales, en fin. Debemos ganar dinero, pero ése no debería ser el objetivo primordial. Y por supuesto la literatura nunca puede quedarse al margen. La literatura y su autor no pueden ser secundarios, el arte no puede ser secundario. Por eso en ediciones entricíclopes manejamos otros porcentajes. Sin autores no habría libros. El autor crea la obra, la cultura. El resto son simples instrumentos, canales, accesorios. No es lógico que el instrumento sea más valorado que la persona que lo maneja. El autor sufre, no duerme, se pelea con las palabras, ¿por qué es el que se lleva el porcentaje menor del precio de un libro?
Pero no me hagas mucho caso. Yo qué coño sé, si sólo soy un niño en un triciclo.

3ºDices en la web de tu editorial «Somos buscadores de belleza, de lo nunca dicho, de lo nunca leído. Buscadores de aquello que nos hace volar hasta no reconocernos». Sin duda eres el idealista de esta canción de Aute, el que reivindica el espejismo de intentar ser uno mismo, buscando la Belleza en cada cosa. ¿Cuál es el criterio que sigues para considerar que un libro  ser publicado en tu editorial?

El instinto. Los textos llegan y se leen. Si esos textos son capaces de activar un mecanismo, de mover los engranajes, de despertar algo dormido, se publican.




4ºNo sólo buscáis libros especiales, los hacéis especiales. Las ediciones son muy cuidadas.


¿Qué juguetes tenemos?, textos, pies de página, índices, tipografías, tipos de papel, formatos, etc. ¿Y qué hacemos con ellos?, jugar, divertirnos e intentar crear algo, no ya nuevo (todo está inventado, dicen por ahí) pero sí algo que nos haga sentir bien, cómodos. Un libro que poder levantar y decir: ¿lo veis?, lo hemos hecho nosotros, los de ediciones entricíclopes. Nos divertimos, nos equivocamos y aprendemos. Nada más.







5ºHáblame de tu nuevo poemario “entre Udaipur y Varanasi”

Jamás olvidaré la cara, el gesto de aquel hombre, ese agente de aduana enjuto y de piel profundamente oscura al que entregué mi pasaporte y el papelito que hay que rellenar para entrar en India. Your adress in India?, me preguntó y los pelos de su bigote danzaron al ritmo de sus palabras. Your adress in India? Le expliqué como pude que no, que no sabía si me quedaría en Delhi, o me iría en tren ese mismo día. Your adress in India?, volvió a preguntar el enjuto agente. Me encogí de hombros, no entiendo nada, si por aquí deben pasar mochileros constantemente, pensaba mientras aquel hombre me observaba con sus ojos negros y brillantes. Entonces, como esos padres que no entienden el comportamiento de sus hijos, cogió un boli y rellenó ese apartado que yo dejé sin rellenar. Pushkar escribió. Coincidía que la semana siguiente se iba a celebrar en Pushkar la Feria del Camello. Imagino que aquel hombre vio algo en mí, tal vez pensó que yo era un veterinario o un comerciante de animales, o que en una vida anterior (desde el punto de vista hindú) yo fui domador de camellos o quizá, tal vez y casi seguro, un dromedario.

Después de aquello tomamos el Delhi Airport Metro Express y nos llevó a Main Bazaar. Al salir del metro nos recibió una amalgama de olores y sonidos, y un cartel que decía New Delhi No Entry, por supuesto, no se refería a nosotros, se refería a los taxistas y conductores de tuk-tuk, pero claro. ¿Cuántos estímulos puede ignorar un poeta, cuántos versos lanzados así, a la cara, puede esquivar un poeta? Ese día y todos los días que le siguieron fueron así: nuevos. La búsqueda constante de uno mismo. Pero no os voy a aburrir con anécdotas y vivencias. Lo extraño de todo ésto no es que haya escrito un poemario, lo extraño es que solo sean 28 poemas, bueno.


hoy es así
pero mañana
    quién sabe


Ediciones entricíclopes http://www.entriciclopes.com/

miércoles, 22 de abril de 2015

Poema VII

          


Tus labios envampiran mi corteza
lentamente la succionan
hasta que la herida del deseo
gotea en rosa miel.
Así pasan las horas,
los minutos.
Arriba la luna clarea en la escarcha
de tu engolondrinada fuga
de Homo -Vamp.
y me quedo sola en Plenilunio,
sabiendo que debo continuar en el  a u l l a n t e  Sábat
de mi realidad Lobuna.




Elsy Santillán Flor 

martes, 21 de abril de 2015

Metamorfosis de la primavera



Arde tu piel sedosa
y vulnerable recién parida.
Chupetean las mariposas
en tu clítoris que aún palpita.

Se abren tus ovarios
fertilizados de néctar
y se esparce la dulzura
que emana de tu trigo.

La esencia de tu capullo
fuego de doncella deseada.
Cerillas de besos,
que llenan la colmena
untuoso panal de tu esperma.

Perfumes de algalia
extraído de tu aroma
endulzados de vida
geminando tu miel
metamorfosis de la primavera..


Katia Japa

lunes, 20 de abril de 2015



Quiero poner mi lengua en tu dedo
Y tener hijos que me cubran las llagas
Y echar raíces juntos
Para después talarnos en primavera.

Leira Araújo


domingo, 19 de abril de 2015

Todo por...

Verte
Tan sólo verte
Una proscrita centésima de segundo
Antes del miedo y de voltear la cara
Y llevarte
Grabado a fuego en mi retina
Para entender el mundo a través de ti
Y escucharte
Trocando palabras en sentimientos
¡Danza mi alma al ritmo de tu voz!
Y pensarte
Aún en pugna contra la razón
Crear espacios donde persistas
Y castigarme
Cargando el peso de lo que NO ES
Hasta que el desencanto te diluya
Y reinventarte
Porque si mueres, no existo
Y el sinsentido avasalla mis espacios
Y amarte
Sea de una o de mil formas
Porque no hay vida si no es por ti.

                                                                       

Amanda Espejo


viernes, 17 de abril de 2015

jueves, 16 de abril de 2015

Delicados lienzos




Temblorosas recorren los caminos del deseo
envuelto en delicados lienzos, las manos,
el corazón raudo,
los poros destilan placer
Y el miedo
Y la vergüenza contemplan arrimados,
un poco cerca, un poco lejos,
la danza ondulante del camino
-más fuerte el hambre-
de la piel olvidada, sin alimento
los dedos gentiles, traviesos
juegan lugares prohibidos,
sedientos de gozo,
despiertos e insaciables

recodos

la imaginación colgada
los harapos del recuerdo,
donde uno que otro rostro,
donde uno que otro suspiro
deambulan pródigos de caricias dormidas
en el lecho de lo cierto poco

la gula emerge impúdica
labios rosas, afloran
humedades crecientes en el calor sonrojadas
y las sensaciones luchan
y la resistencia desvanece
como el gemido de éxtasis,
de dolor y de culpa.

El desahogo vacío de afectos,
resbala la entrepierna despojada.


Poema del libro “DESDE LAS PROFUNDIDADES”


Ruth Ana López Calderón

miércoles, 15 de abril de 2015

Como la tierra



Quisiera ser  como la tierra,
sobre la cual te eriges imponente y soberbio
tú volcán impredecible,
de pronto manso y reposado
invitando a pasar por tus caminos y disfrutar
de tu esplendorosa vegetación,
y de la fuerza de tus ríos,
perderme dentro de tus entrañas,
descubriendo tus maravillosas geodas,
las cuales sólo podré admirar,
una vez que haya logrado romper
esas enormes rocas tan sobrias e inexpresivas,
no será fácil!!!,
sabes defenderlas muy bien,
y al sentirte vulnerado, comenzará a gestarse
desde tus adentros ese fuego devastador
que hará que llegues a mi fertilidad,
escucho ese rugir y me asusta,
pero ya no puedo detenerte
percibo el venir de tus explosiones
y quedo inerte esperando,
recibir tu lava ardiente,
derramándose sobre mí,
arrasando con todo lo que encuentras a tu paso,
perdiéndome el respeto por completo,
cubriendo todo mi valle.

Sí…..me quemarás….sí…me cubrirás…,
para posteriormente darme la enorme dicha
de florecer nuevamente,
gracias a tus nutrientes vertidos en mí.

Porque soy tu Tierra y me necesitas
para volver nuevamente a mostrar
tu majestuosidad, dando vida y belleza
a este inmenso valle que te añora.

Autor:  María Teresa Marú Mejía/Tere Marú  ©
Fecha: 8 de Abril de 2003
Derechos de Autor Protegidos



martes, 14 de abril de 2015

Demasiados nombres



Sé que no soy
la única incauta
que te añora enfebrecida
por las noches.

Sé que tu agenda está llena
de números de teléfono,
y te vuelves medio loco
para que no se te note.

Bueno… me gusta engañarme
pensando que soy especial,
y que, a veces, encima de ellas
gimes mi nombre.

Que a pesar de su belleza
aún te inquieta mi mirada.
Que te atormentan en tu soledad convulsa
mis facciones.

Ya ves…
Soy una experta en consolarme,
yo también consigo que no se me note.
Y aunque tu recuerdo abrase
mis párpados cerrados
puedo presumir de una agenda
con muchos nombres.



Gema Bocardo Clavijo  ©

lunes, 13 de abril de 2015

Instante

Y todo es igual,
aunque distinto,
cerrar los ojos y buscar
aquellos otros.
Sentir el fuego,
ser de hierro y fundirse
tocar la piel y temblar,
cerrar la vida ajena
para vivir las nuestras,
plural hermoso,ignorando el resto.
Desnudar el cuerpo,
con miedo a descubrir el alma,
la palabra enloquecida,
brotando a borbotones,
en otra boca,
en otra lengua,
en otro vivir que nos vive,
siendo por un instante un "todo",
aunque pasado el instante,
no seamos nada.

Mabel Escribano ©


domingo, 12 de abril de 2015

Muerte del poema

No hay casualidad que os sitúe frente a frente,
ni más saludo que arrebatar la boca al viento.
Tatuar tus uñas en su espalda.
Que dibuje con saliva tu sexo
indeleble al agua, al tiempo.
Devoraros y después, al escupir los huesos,
dar forma a la piel para empezar de nuevo.
No hay casualidad.
No hay causa.
Solamente el deseo.

Dolores Leis Parra ©



sábado, 11 de abril de 2015

Intimidades

Ya conoces
todos los rincones de la casa;
la habitas palpitante
excitando las paredes;
jadeas de dolor,
de amor y de sorpresas.

Tú sabes que hemos puesto
los muebles en mudanza,
las lámparas de hastío,
el alfiler de gancho
donde prendimos los recuerdos originales;
las riendas más húmedas del disfraz,
las hojas amarillas
de los primeros días.

Y aún caminas conmigo
en el desvelo abierto de mis dudas
bajo el mismo aguacero en las noches difíciles.

Avizoras furioso
los espejos pretéritos
donde tú y yo exhalamos
la imagen milagrosa de aquellos comediantes
bailando en plenitud.

Corazón,
tú ya entiendes los resquicios absolutos
de mis límites.

Ignora este delirio
de puertas y de oasis.

Hay frío afuera.

                                                   
©Teresa Palazzo Conti


viernes, 10 de abril de 2015

Mujer



Cuántos cielos en tus miradas....
cuántos mares en tu boca...
cuántos destinos en tu geografía
cuántas estaciones corpóreas.


Verónica Nagore ©